Minería y Marcos Institucionales en la Región Andina

Hace varios años que ha terminado el llamado “súper ciclo” de las industrias extractivas, caracterizado por la alta demanda y los altos precios de los minerales y los hidrocarburos de los países de América Latina en los mercados internacionales, y por la abundancia de recursos fiscales que su exportación ha generado a los gobiernos de los países productores.

Los balances de su impacto en la región y de los retos que la situación de precios a la baja plantea se han centrado en las dimensiones productivas y fiscales. ¿Qué tanto las economías de la región han reafirmado o retornado a un carácter primario exportador? ¿Cuáles son los caminos para la diversificación productiva y la reforma tributaria necesarias para depender menos de la exportación de estos commodities? ¿Son las políticas en curso en los países productores la mejor respuesta a los retos que el post- superciclo plantea? Estas son, sin duda alguna, preguntas fundamentales para analizar con algunos años de distancia el superciclo y su herencia. 

La investigación “Minería y Marcos Institucionales en la Región Andina. El Súper Ciclo y su legado, o las relaciones entre políticas de promoción de la inversión minera-hidrocarburífera y las reformas institucionales en la Región Andina” –resultante de un esfuerzo colaborativo entre GIZ, NRGI y un grupo de organizaciones de la sociedad civil en los países andinos (Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú) - se propuso precisamente contribuir a llenar ese vacío, preguntándose por el impacto que las políticas de promoción de las inversiones extractivas desde antes y durante el superciclo tuvieron sobre procesos de reforma institucional que fueron pensadas para dar voz a las poblaciones locales en asuntos públicos de su interés, para dar mayor capacidad de decisión a los gobiernos sub nacionales y para fortalecer la capacidad del Estado de velar por el uso sostenible de los recursos naturales.

Autor(es):

Fecha de publicación: 
Lunes, Marzo 27, 2017